Michelle Olmos y Juan Carlos Oseguera, los concubinos que atacan al gobierno de Claudia Rivera

“Lo que Oseguera omitió filtrar a uno de los medios de comunicación a los que benefició con un contrato millonario (del que pronto se dará más detalles) es que él gastó más de 70 mil pesos para la compra de galletas, azúcar y café; casi la mitad de que se le autorizó a Rocha para su área y para los reporteros que cubren la fuente”

#HistoriasDeUnJovenReportero

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizInc

La administración municipal de Luis Banck, ex baterista de Aleks Syntek y viuda de Rafael Moreno Valle, acumuló millas de vuelo para recorrer la tierra en menos de 80 días.

Y no, no por los viajes en helicóptero o en aviones privados, que tanto identificaron a los morenovallitas durante el régimen del ex gobernador extinto; sino por los cientos de aviadores que estaban dados de alto en la nómina del Ayuntamiento de Puebla.

Estas prácticas corruptas fueron en todas las secretarías, direcciones y coordinaciones de la Comuna capitalina, con el visto bueno de Banck Serrato; pero fueron descubiertas y exhibidas hace unas semanas por la alcaldesa Claudia Rivera.

Desde ese día, la presidenta municipal de la Angelópolis ha sido víctima de constantes ataques en redes sociales y de una guerra sucia muy al estilo de las campañas negras que se orquestaron en contra de los enemigos de Moreno Valle y que tenían como centro de operaciones la Coordinación de Comunicación Social del gobierno panista.

No es coincidencia que los ataques contra Rivera Vivanco arreciaran desde que la alcaldesa denunció mediáticamente las corruptelas de Luisito Banck.

Hay personas que son muy hábiles para iniciar un incendio y no dejar huellas de su atentado.

Otras no tanto.

Este es el ejemplo del concubinato conformado por Michelle Olmos -ex colaboradora de Marcelo García Almaguer y del despacho Botón Rojo-; y de Juan Carlos Oseguera -ex empleado de Arturo Rueda en Diario Cambio y ex coordinador de Comunicación Social en la gestión de Banck-.

Y es que Michelle y Juan Carlos son los rostros que están detrás de los ataques que la semana pasada inició en contra del actual coordinador de Comunicación Social del Ayuntamiento de Puebla, Armando Rocha.

A través de sus infiltrados en la Coordinación de Comunicación Social, quienes ya están plenamente identificados; Oseguera le aseguró a su ex jefe, Arturo Rueda, que Rocha había sido separado de su cargo en el gobierno municipal.

La nota resultó un bandazo más del medio de comunicación de Ignacio Mier y Enrique Doger.

Ante el fracaso de la fake news, Juan Carlos Oseguera no se quedó de brazos cruzados y filtró, sin ningún documento oficial o recibo de por medio, que Armando Rocha había hecho un gasto “impagable” (a decir del propio Oseguera en uno de sus tuits) para la compra de garrafones de agua, galletas, café y azúcar.

Lo que Oseguera omitió filtrar a uno de los medios de comunicación a los que benefició con un contrato millonario (del que pronto se dará más detalles) es que él gastó más de 70 mil pesos para la compra de galletas, azúcar y café; casi la mitad que se le autorizó a Rocha para su área y para los reporteros que cubren la fuente.

Pero, eso no es lo más preocupante de las desventuras de Oseguera como coordinador de Comunicación Social de Puebla capital.

Y es que, la Contraloría municipal ya está integrando un expediente en contra de Oseguera y Michelle Olmos por actos de nepotismo plenamente identificados.

Resulta que Olmos Álvarez, concubina de Oseguera Gutiérrez, era la asesora de la Dirección de Medios Digitales del Ayuntamiento de Puebla, dependencia adscrita a la Coordinación de Comunicación Social.

En pocas palabras, Michelle asesoraba a su pareja Juan Carlos Oseguera y a cambio recibía un sueldo neto de 40 mil pesos, más prestaciones y primas vacacionales.

Eso no es todo.

La Contraloría del Ayuntamiento de Puebla ya también identificó que Olmos era parte de los aviadores de Banck, pues nunca asistio al Palacio municipal para “asesorar” a su concubino.

Al parecer las asesorías se daban en casa.

Oseguera llegó a la Coordinación de Comunicación Social en octubre de 2017, mientras que Olmos se sumó al Ayuntamiento al inicio de la gestión de Tony Gali, pero esta última renunció un año después de la llegada de su concubino.

Todo con la autorización del ex percusionista de Aleks Syntek.

La pareja Olmos – Oseguera siempre se ha caracterizado por su torpeza para atacar a políticos, periodistas y activistas.

Ser aviadora, autora de campañas de odio y creadora de bots no es una tarea fácil.

Cómo olvidar cuando el periodista Alejandro Mondragón, documentó en dos de sus columnas “Al Portador”, que Michelle y Juan Carlos fueron los autores de las guerras sucias contra Enrique Aguera, ex abanderado del PRI al Ayuntamiento de Puebla; o en contra de los candidatos a diputados federales del tricolor en la elección intermedia del 2015.

Ahora, sus víctimas son Claudia Rivera y Armando Rocha.

Vaya que perder dinero, por no trabajar pone de malas a cualquiera…

¿Cuántos garrafones de agua y galletas se pueden comprar con 40 mil pesos mensuales?

Ahora se entienden los ataques contra Rivera Vivanco tras revelar a los aviadores de Banck.

¡Qué burdos!

vía: @elincorrectomx @GerardoRuizInc

Comentarios

Comentar

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password